Informacion Libre, Saber es Poder

Libia, 7 años de desgracia iniciados por la OTAN (17 verdades que nadie nos contó)

  • Consentimos, mediante referéndum, que el gobierno de España formara parte de la Organización del Atlántico Norte y seguimos consintiendo formar parte de esta corporación militar llamada OTAN, luego ¿hemos consentido que al pueblo libio le suceda lo que a continuación se relata en este artículo?
  • Y si hemos consentido, poco o nada tendría para el sistema de valores de cada cual el hecho de apretar o no el gatillo, éticamente seríamos encubridores y estaríamos dando cobijo y financiación a miembros de una organización que comete crímenes.
  • De hecho para la OTAN en cierta manera, estaríamos siendo su soporte ¿moral?,  su mejor excusa para matar, ya que supuestamente estaría defendiendo a los ciudadanos de los países cuyos ejércitos sirven en esta organización-corporación militar.
  • En nuestro nombre se asesinan mujeres y niñ@s y se le roba su riqueza al pueblo libio, porque está sería la manera en que permitiríamos a nuestras autoridades,  “hacer el mundo más seguro para la democracia”, que no para nosotr@s y curiosamente, nos daría igual tener o no tener el apoyo de la organización garante de la paz mundial,  Naciones Unidas.
  • Si aprendemos de la historia y echamos la vista atrás, la OTAN fue considerada culpable de la OPERACION  GLADIO e incluso el Parlamento Europeo pidió disculpas por ello, y aquí todos aceptamos su pan para hoy y hambre para mañana. ¿Tal vez deberíamos ser juzgados nosotr@s, los ciudadan@s, por dar cobertura y logística a “organizaciones que siembran el terror“?
  • Porque .. ¿Cuántos miembros de la OTAN han cumplido sentencia por aquellos actos? ¿Quiénes fueron acusados y juzgados? ¿Cómo pueden nuestros representantes políticos pedir perdón por actos terroristas diseñados y perpetrados durante los años 80 por una “banda criminal, organizada, armada y financiada” por dichos políticos?
  • ¿Tan fácil es para nuestras conciencias perdonar a esta organización declarada culpable de asesinar a decenas de inocentes, víctimas de crímenes llevados a cabo en varias ciudades europeas y con el objetivo de crear terror entre la población, culpando de ello a otros grupos varios, que por “interes privado“, serían señalados como autores de los delitos desde los mass media?

¿Y quién se salva aquí?, juntando piezas, veríamos que absolutamente tod@s los actores principales del sistema está metidos en el ajo. Ayer en Europa, hoy en Libia. ¿Y mañana?, ¿quiénes serán las próximas víctimas de asesinato de nuestra “banda organizada”, consentida gracias a nuestro aporte económico, nuestro apoyo político y nuestro visto bueno social?


Libia, 7 años de desgracia iniciados por la OTAN

Artículo de Manlio Dinucci publicado en Red Voltaire el 21 Marzo 2018

7 años después de la intervención militar de la OTAN contra Libia (2011), todos los observadores coinciden en reconocer que aquella intervención se basó en mentiras enormes y que contradecía el mandato otorgado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Aunque hoy reconocen que la población libia era la más rica de África y que su nivel de vida se derrumbó a raíz de la invasión, provocando que los libios se exilaran masivamente, los occidentales siguen sin tomar conciencia del hecho que Muammar el-Kadhafi había vencido en Libia la práctica del esclavismo y del racismo.

tasas-libia-escolarizacion-mujeres-blog-dab-radio-wordpress

Al destruir la Yamahiria, la OTAN abrió deliberadamente las puertas del infierno. No sólo fueron perseguidos los trabajadores inmigrantes de piel oscura sino también los libios negros de Tawerga. Además, el trabajo que la Yamahiria había realizado en materia de cooperación africana entre árabes y negros se ha visto reducido a nada en todo el continente.

El 19 de marzo de 2011, comenzaba la guerra contra Libia, dirigida por Estados Unidos, primeramente a través del AfriCom [1] y después mediante la OTAN, bajo el mando estadounidense. En 7 meses se realizaron unas 10.000 misiones de ataque aéreo, con el uso de decenas de miles de bombas y misiles. Italia participó en esa guerra aportando cazabombarderos y sus bases aéreas, rompiendo así el Tratado de Amistad y Cooperación que había firmado con Libia.

Ya antes de la agresión aeronaval, sectores tribales y grupos islamistas hostiles al gobierno libio habían recibido financiamiento y armas para que operaran en Libia y se había procedido a infiltrar allí fuerzas especiales, principalmente de Qatar.

Así fue destruido aquel Estado que, en la costa africana del Mediterráneo, registraba «altos niveles de crecimiento económico y elevados indicadores de desarrollo humano», como señalaba el mismísimo Banco Mundial en 2010.

Unos 2 millones de migrantes, en su mayoría africanos, encontraban trabajo en Libia. Al mismo tiempo, Libia hacía posible, con sus fondos soberanos, el nacimiento de organismos económicos independientes en el seno de la Unión Africana, como el Fondo Monetario Africano, el Banco Central Africano y el Banco Africano de Inversión.

Estados Unidos y Francia –como lo demuestran los correos electrónicos de la secretaria de Estado Hillary Clinton se pusieron de acuerdo para bloquear primeramente el proyecto de Kadhafi de creación de una moneda africana alternativa al dólar estadounidense y al franco CFA, que Francia todavía impone a sus ex colonias africanas.

Ya destruida la Yamahiriya y asesinado Kadhafi, el botín libio es enorme:

  • grandes reservas de petróleolas mayores de África– y de gas natural;
  • el inmenso manto freático nubio de agua fósil, un oro azul que puede llegar a ser más valioso que el oro negro;
  • el territorio mismo de Libia, de primera importancia geoestratégica;
  • los fondos soberanos [creados bajo el «régimen» de Kadhafi] de unos 150.000 millones de dólares que el Estado libio tenía invertidos en el exterior, «congelados» en 2011 por mandato del Consejo de Seguridad de la ONU.datos-libia-antes-gadafi-blog-dab-radio-wordpress

De los 16.000 millones de euros de los fondos libios bloqueados en la Euroclear Bank –en Bélgica– ya han desaparecido 10.000 millones sin que se haya emitido ninguna autorización de retiro de fondos. El mismo proceso de rapiña está teniendo lugar en los demás bancos europeos y estadounidenses.

►Link al artículo en el blog: Libia: $100.000 millones desaparecidos del Tesoro Nacional – Rothschild & Macron Connection

En la Libia actual, los ingresos fiscales provenientes de la exportación de recursos energéticos –que fueron 47.000 millones en 2012 pero sólo 14.000 millones en 2017– se comparten entre facciones de poder y las transnacionales.

La moneda libia –el dinar– que antes valía 3 dólares se cambia actualmente a 9 dinares por 1 dólar mientras que los bienes de consumo corriente se importan pagándolos en dólares, con una tasa de inflación anual de 30%.

El nivel de vida de la mayoría de la población se ha derrumbado por falta de dinero y de servicios esenciales. La seguridad es inexistente y no existe un verdadero sistema judicial. Los migrantes africanos se llevan la peor parte. Falsamente acusados (alegaciones que los medios occidentales alimentaron ampliamente) de ser «mercenarios de Kadhafi», fueron encarcelados por las milicias islamistas, incluso en jaulas para fieras del zoológico, torturados y a menudo asesinados.

Libia se ha convertido en la principal vía de tránsito, controlada por traficantes de personas, de un caótico flujo migratorio hacia Europa.

También son perseguidos los libios acusados de haber apoyado a Kadhafi.

En la ciudad de Tawerga, las milicias islamistas de Misurata, respaldadas por la OTAN (se trata por cierto de las mismas que asesinaron a Kadhafi) emprendieron una verdadera campaña de purificación étnica, torturando, violando y matando. Los aterrorizados sobrevivientes huyeron de esa ciudad.

Hoy unas 40.000 personas que vivían en Tawerga tratan de sobrevivir en condiciones inhumanas, sin poder regresar a esa ciudad.

La bandera de la dinastía wahabita de los Senussi ha vuelto a convertirse en bandera de Libia. El esclavismo también se ha convertido de nuevo en la práctica corriente que fue, antes del golpe de Estado del coronel Kadhafi en 1969.

nueva-bandera-libia-blog-dab-radio-wordpress.jpg

Libia (excepto durante el mandato de Gadafi), Arabia Saudita y, aunque en menor medida, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, son 4 Estados wahabitas que permiten el esclavismo.

¿Por qué no hablan de eso los representantes de la izquierda que hace 7 años reclamaban a gritos una intervención militar en Libia en nombre de los derechos humanos?


(1) El AfriCom es el mando de las tropas de Estados Unidos en África. Nota de la Red Voltaire.

Manlio Dinucci  Fuente Il Manifesto (Italia)

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).


La verdad sobre Libia que no nos contaron

La periodista Lizzie Phelan estuvo en Libia durante la “intervención de la OTAN

1 Comentario

  1. lunnaris2013

    Seguimos en sintonía… Luego acabaré de leerlo. Gracias por vuestra labor.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén