2 Comentarios

  1. jumanper

    El mismo fenómeno – la mentira – se está repitiendo en cualquier área de la información o del conocimiento. Es tal el volumen de mentiras sobre cualquier tema que el sano escepticismo me lleva a dudar hasta de mis dudas, lo que se convierte en un desequilibrio mental. Desequilibrio que, cada día más, me arrastra a plantearme la disyuntiva entre seguir luchando por el ideal de un mundo mejor o enviar el mundo a la mierda; resolución, ésta última, que es la más conveniente para los intereses de los que gobiernan el planeta, porque el individualismo es fácilmente controlable y manipulable. Tengo la vaga impresión de que esta disyuntiva se está extendiendo entre la población realmente comprometida con el futuro de la especie humana y con la lucha contra los poderes fácticos. Ojalá me equivoque…..

Deja un comentario